El Espíritu Santo y lo Sobrenatural

Cultivar una relación con el Espíritu Santo y un entendimiento de lo sobrenatural es una parte emocionante de nuestro caminar espiritual. 

Cuando Jesús estaba preparando a Sus discípulos para lo que sería su muerte, resurrección y regreso al cielo, les dijo que una de las razones por las cuales tenía que irse era para que pudiera enviarles al Espíritu Santo. Jesús describió al Espíritu Santo como un Consejero y el Espíritu de verdad que nos guiaría a toda la verdad. (Vea Juan 16:5-16)

La Biblia tiene mucho que decir acerca del Espíritu Santo, -quién es y qué hace- mucho más de lo que podemos compartir en un artículo breve. Aunque tal vez, el punto más importante del que podemos partir es teniendo el conocimiento que podemos tener una relación con el Espíritu Santo. Él no da miedo ni está fuera de nuestro alcance; es quien atrae nuestros corazones hacia Dios y nos ayuda a caminar en verdad. Es quien siempre nos anima y es nuestro consolador.

A través de nuestras interacciones con el Espíritu Santo y conforme nos enseña, nuestra perspectiva se extiende para entender que más allá de las cosas naturales que podemos ver, hay un reino en donde hay actividad sobrenatural, cosas que podríamos considerar como imposibles o “fuera de este mundo”. 

Gracias a esta perspectiva, somos capaces de abrir nuestros corazones a la posibilidad de que ocurran milagros, señales y prodigios. Los milagros ocurren cuando lo imposible se vuelve una realidad, las enfermedades son sanadas, llega provisión inexplicablemente y la gente que estaba muerta son levantados a la vida. Estas cosas aún suceden y lo más asombroso es que ocurren a través de nosotros porque el Espíritu Santo vive en nosotros. 

En cierto modo, las señales y los prodigios son una manifestación de Dios en la que Él se luce; está demostrando que su poder es real y va más allá de cualquier cosa que podamos imaginar o hacer por nuestra cuenta. Señales y prodigios suceden a menudo cuando hay un choque sucediendo entre el bien y el mal; el enemigo es empujado hacia atrás siendo recordado de un poder que nunca tendrá. 

Un vistazo rápido a las películas, libros y héroe favoritos en nuestra cultura revelan un deseo intenso por lo sobrenatural. Somos atraídos a la idea del poder, cosas que no podemos explicar y fuerza que desafía las limitaciones. Esta no es una fascinación negativa en lo más mínimo, pero el enemigo quiere explotar esta hambre y usarla para esclavizarnos con falso poder, un poder que promete pero no puede cumplir. Esto hace que nuestro aprendizaje acerca del Espíritu Santo y cómo funciona aún más importante. 

Queremos ser sabios y perspicaces para poder reconocer cuando algo es Dios y cuando algo es mentira. Queremos ser personas que conocemos y demostramos el verdadero poder del Espíritu de Dios para que otros puedan conocerle y también, experimenten sus maravillas.

Don't miss out!

Sign up to stay up-to-date on the latest teachings and words from God!